border-top: (nº >0)px double #f289c6; border-bottom: (nº >0)px double #f289c6; border-right: 0px double #f289c6; border-left: 0px double #f289c6; La Guinda de Limón : ¿Me estoy insensibilizando?

viernes, 11 de septiembre de 2015

¿Me estoy insensibilizando?

Esta semana mi Guinda ha empezado el cole y cuando la veía de la mano con su padre andando hacia la puerta de su nuevo colegio, las lágrimas empezaron a brotar en mis ojos, mi bebé, mi pequeñita, se hace mayor, empieza una nueva aventura, la escolar, donde estará gran parte de su vida, donde forjará las amistades más importantes, donde vivirá experiencias nuevas, buenas y no tan buenas.

La acompañamos a su clase, entramos los tres juntos, le ayudamos a colgar sus cosas en su percha, nos besamos, nos despedimos y nos fuimos, un hasta luego y me fui casi sin dolor.



Aún recuerdo cómo lo pasamos cuando la dejamos con 6 meses en la guardería, yo ni quise llevarla, no podía, me sentía una mala madre, dejarla con gente desconocida cuando casi ni se sentaba, tan frágil, tan desvalida, ..., un dolor que nunca había experimentado, nuestra primera separación. Al llamar al papá para que me contara cómo había sido, casi no podía hablar, era la segunda vez en mi vida que le veía llorar y claro, tuve que colgar.

Este verano después de nuestras vacaciones la llevamos a un campamento, porque su guarde cerraba en agosto. Otra vez gente desconocida, aunque esta vez ya no sufrí tanto, mi pequeña ya no es tan pequeña, puede hablar, defenderse, contarme su día. Le fue muy bien, casi fue un pre entrenamiento para el cole, nada de volver a casa repeinada, se limpiaba sola, era más autónoma, porque era también la más pequeña de los niños y, espabilaba o espabilaba. Y sinceramente, a mí me daba una penita... mi niña chica...

Y por fin esta semana, el cole. Como ya os he contado, la dejamos y yo casi sin dolor, me estaré insensibilizando? Supongo que no, quizás ya me he acostumbrado a vivir con esa sensación de angustia de pensar, ¿cómo estará? ¿habrá comido? ¿habrá hecho caca? ¿cómo se habrá limpiado? ¿jugará con otros amiguitos?...
Gracias a Dios que nos acostumbramos, porque si no este sentimiento de culpa y de angustia sería inaguantable soportar.

Me reconforta que el cole donde va fue también su papá y muchos profesores le conocen, una monjita una mañana le dijo a su papá:

Iñaki, tu vete a trabajar tranquilo, que ya cuidamos aquí a tu pequeña.

Qué queréis que os diga, pero palabras así, apaciguan la lucha interior.


Y vosotros, ¿cómo estáis llevando el inicio del cole? Sobre todo a los novatos como yo, os está resultado duro?

Mucho ánimo para papás y niños y ojalá tengamos un FELIZ FELIZ CURSO TODOS!

1 comentario:

  1. Yo creo que nos pasa a todos, pero la vida es así... jo con 6 meses que chiquitita, pero ya está hecha una mujer.. felicidades por esa niña!

    ResponderEliminar

Anímate y deja tu comentario!