border-top: (nº >0)px double #f289c6; border-bottom: (nº >0)px double #f289c6; border-right: 0px double #f289c6; border-left: 0px double #f289c6; La Guinda de Limón : Mi lucha contra los piojos

martes, 2 de febrero de 2016

Mi lucha contra los piojos

He dudado mucho en publicar o no esta entrada por la vergüenza que me da contarlo, pero me han podido las ganas de ayudar, aunque sea una persona y que no pase lo que yo.

Además, pienso que infestarse de piojo debe de dejar de ser un estigma social porque nada tiene que ver con la higiene o la clase social.

Mi chica se infestó de piojos, le encontramos uno y ese fin de semana hicimos zafarrancho de combate para eliminarlo con nuestro tratamiento de farmacia. Ni uno dejamos.  El lunes lo comentamos en el cole para que vigilaran y por lo visto en su clase no se había contagiado.

Un mes más tarde, de nuevo le encontramos los malditos pipis campando a sus anchas en la cabecilla rubia de mi Guinda. Ésta vez si que no entendíamos por qué habían aparecido porque estábamos en vacaciones navideñas.

Preguntamos a Mr. Google y descubrimos que posiblemente los primeros piojos pusieron huevos, los cuales suelen eclosionar en tres o cuatro semanas. Justo las semanas que habían pasado! 
De nuevo zafarrancho para su eliminación, tanto en su cabecita como en toda prenda que había estado en contacto con ella. 
Tratamiento de farmacia + champú con árbol de té como os conté y muchas pasadas de lendrera por el pelo. Diagnóstico: limpia, cabeza totalmente limpia.

O eso creíamos, porque pasados unos días fuimos a la peluquería y la simpática mujer me dijo que no le cortaba el pelo porque la niña tenía liendres. 

¿¿¿Quéeeeee? ??? Liendres? ???
No me lo podía creer!!!
Si la lendrera sale limpia! !!! -
Espeté estupefacta.

La señora me dijo que eran muy pequeñas y que habías que quitarlas con las uñas, ésa era la única manera.
Nos fuimos de esa peluquería con la sensación de ser unas apestadas, desde aquí a esa peluquería, le digo, que en vez de echar a clientes por piojos lo que deberían tener es aparatos con sistemas de desinfección de materiales, aparatos que no suelo ver en ninguna peluquería y dar el servicio.

De allí nos fuimos a casa, directas a la bañera a rociarle el pelo con vinagre porque lo había vuelto a hacer, había vuelto a consultar Mr. Google, y en un artículo decía que el vinagre actuaba como ablandador de la película que tienen las liendres para pegarse al pelo y mechón a mechón, pelo a pelo fui quitándole las diminutas liendres que se confundían con el brillo del pelo rubio de mi Guinda. Primero con el pelo mojado y otra vez con el pelo seco. 

Tengo que reconocer que mi niña se portó como una campeona, colaboró casi sin protestar, con las perrerías que le estaba haciendo, imposible estar más orgullosa de ella.

Un par de días más tarde, volví a detectar liendres y desesperada acudí a un centro especializado para que le hicieran un tratamiento. 

Fui a Kids & Nits de Rivas (Madrid) y no pude haber tomado mejor decisión.


Nos hicieron hueco rapidísimo y fueron muy amables y cariñosas. 
Aprendí mucho esa tarde, nos explicaron muchas cosas sobre cómo combatir los temidos piojitos. Algunas de ellas como que los productos no son del todo repelentes, pueden sólo incomodar al bichito, que los productos de farmacia no son tan buenos como creemos y que tenía una porquería de lendrera, ha de ser de doble filo, como ésta.

Que son difíciles de erradicar en casa y que hay personas más propensas que otras en la infestación, ojalá no sea nuestro caso.

El tratamiento consistió en pasar la lendrera y vaya si tenía!  Luego un aspirado y finalmente una maquina que deshidrataba la posible liendre que pudiera quedar. Tratamiento libre de químicos, mortal para el piojito pero totalmente innocuo para el peque e indoloro.


Tendríamos que volver una semana más tarde para revisión. Nos aspiraron los abrigos y a casa! 
En menos de media hora limpia de verdad!

Compramos unos productos profesionales para la prevención en casa, que consistió en una lendrera con las púas muy juntitas para ser más efectivo a la hora de arrastrar el posible piojo o liendre y muy importante, con barrera.  Mira la imagen.



Además me llevé un spray repelente para echarlo cada día en la cabecita de mi Guinda.


Nos dieron unos consejos para hacer en casa, en el post tratamiento, que comparto con vosotros :
  • Embolsar los materiales duros infestados, como las gomas de pelo o los cepillos, lendrera, etc.  y meter toda la noche en el congelador.
  • Los materiales blandos como ropa, bufandas, gorros, etc., embolsarlos durante 48h para que muriera el posible piojo y luego lavar de manera normal. 
  • La ropa también puedes lavarla a 60º y luego secadora. 
  • Aspirar alfombras y sillones. 
  • Poner bolsas a los cabeceros del coche o sillita del coche durante 48h.
Después de una semana volvimos a nuestra revisión y nuestra cabecita rubia, ahora sí, estaba limpia limpia.

Otros mitos con respecto a los piojos:
  • No los elimina el vinagre
  • No los elimina el tinte.
  • No los elimina el alcohol.
  • No los elimina el agua, quedan aletargados, con lo cual cuidado con las piscinas, los peques también pueden infestarse en verano.
  • No hay infestación por falta de higiene, es decir, los piojos no van a pelos sucios, al revés en todo caso.
Tengo que confesar que para mí ha sido un experiencia muy mala, de desesperación, por falta de información, por intentar solucionar el problema dando palos de ciego y a mi chica le doy un 10! Porque la pobre soportó horas y horas de lendrera, de perrerías en el pelo y por último el tratamiento sin rechistar y siempre con una sonrisa, bueno y un Huevo Kinder de recompensa, todo hay que decirlo. Y acudir a Kids & Nits, desde luego un acierto, puedes consultar más sobre ellos pinchando aquí. Tienen muchos centros por toda España, busca el tuyo más cercano aquí.

Espero que os sirva el haberos contado mi experiencia, quiero con ello ayudar y que no paséis mi calvario y sobre todo me gustaría que se pudiera hablar de este tema con naturalidad, que no fuera un tabú, porque tener piojos no es por ser mal aseado, está a la orden del día en los coles.

Si aún no habéis vivido esta experiencia, mucha suerte!
Y a los que sí, recomiendo que sigáis mis consejos ;-)

8 comentarios:

  1. Madre mía, he pasado por ello!!! Que suerte haber acudido al centro y acabar con ellos. Gracias por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Regina la verdad que ha sido mala experiencia, pero he aprendido mucho, para la próxima, ojalá no haya, pero si hay actuaré de otra manera.
      Besos.

      Eliminar
  2. Me está empezando a picar la cabeza! Jajajajaja
    En serio un 10 por la peque y otro 10 por los papis !!!! Porque vaya coñazo todo lo que habéis tenido que hacer..y pobres!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que pica!! Tanto pica que fui a que me miraran a mí!
      Mi niña un super 10!
      Besos

      Eliminar
  3. Pobre guinda, menuda campeona.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué rabia que se siga estigmatizando el tener pipis! Se sigue relacionando con la mala higiene por más que nos digan que todo lo contrario. Agh!
    Menuda batalla os habéis tirado. ¡Pero habéis vencido! Qué bien tener este centro al alcance, ojalá lo tuviéramos aquí porque temo el día que mi Gansi venga con pipis, y en su cole hay casos a diario, porque no soporta que le toquen el pelo. Así le va, siempre con unas greñas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy amiga, qué horror, menos mal que ya pasó, aunque no se puede bajar la guardia.
      jajaja me la imagino, a la mía no le importa pero lo quiere siempre suelto con lo cual más riesgo de contagio...
      Suerte! Besos.

      Eliminar

Anímate y deja tu comentario!