border-top: (nº >0)px double #f289c6; border-bottom: (nº >0)px double #f289c6; border-right: 0px double #f289c6; border-left: 0px double #f289c6; La Guinda de Limón : Dispositivos para solventar la mala educación

jueves, 9 de junio de 2016

Dispositivos para solventar la mala educación

Al hilo de la lectura de este artículo sobre la instalación de dispositivos en transportes públicos, que detectan embarazadas para que puedan ocupar su asiento reservado, me hace recordar y os cuento una "anécdota" que viví.

Dispositivo detecta embarazadas por Bluetooth 
En mi primer embarazo usaba el transporte público a diario para ir a trabajar, fue un embarazo invernal, con lo que los primeros meses era difícil detectar mi estado de buena esperanza . Yo no era, ni soy, una persona que pida el asiento, con lo que en muchas ocasiones me quedaba de pie, pero la verdad es que no me importaba, porque es algo que no recuerdo cómo problemático, generalmente la gente, cuando se daba cuenta que estaba embarazada, me cedían el asiento, menos un día.

Salí de trabajar, era viernes a medio día y había quedado para comer. Estaba en mi último trimestre de  mi primer embarazo, con lo que ya se notaba que estaba embarazada. Entre en el vagón y estaba lleno, hora punta, hacía mucho calor, me quité el abrigo y algunas miradas se posaron en mí, pero ninguna reacción. Hacía mucho calor, empecé a agobiarme con tanta gente y una chica, que iba de pie, se percató de mi mala cara y de mi estado, estaba abanicándome y dijo en voz alta:
¿Es que nadie va a dejarle el asiento a esta chica que está embarazada?
Yo estaba colorada como un tomate por la situación y el calor que hacía allí dentro, me estaba empezando a marear y lo más fuerte es que nadie se levanto, nadie!Justo el tren se paró, a mí me quedaban un par de estaciones pero me bajé en esa, le di las gracias a la chica que murmuraba lo mal educada que había sido la gente conmigo.
Gracias, me bajo aquí porque me estoy mareando. - Y bajé.

Fue muy fuerte la situación, nadie me cedió el asiento y me vieron, muchos no pudieron poner la  escusa de que no me habían visto porque estaban leyendo, dormidos o con el móvil (treta que muchos hacen cuando se sientan para no ver quien entra y tener que cederlo). Yo estaba colorada de vergüenza, ajena y no entendía ni entiendo como a ese tipo de personas no se les caía la cara.



Me parece genial este tipo de dispositivos en los transportes para que avise, si la futura mamá lo quiere, de que hay una embarazada y así le cedan el asiento, aunque no es la panacea, porque por mucho aparato que haya, está en los usuarios del transporte que quieran ceder el asiento.

Además de los dispositivos yo apuesto por la educación cívica desde la niñez, porque los niños que educamos hoy en el civismo y en la empatía, son los adultos del mañana.

Y a tí, te pasó alguna vez algo parecido? ¿Te gustaría que la empresa de transportes de tu ciudad los instalara?
¡Cuéntamelo!

4 comentarios:

  1. Yo iba en bus a diario al trabajo y pocas veces me cedían el asiento...una vergüenza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vergüenza, toda la razón.
      Muchas gracias por contarme Yurema.
      Un besazo.

      Eliminar
  2. Te cuento yo una historia para no dormir, jajaja. Un dia iba yo en el metro y estaba a rebosar de gente, de repente veo a una embarazada y le digo a lo lejos que se venga a sentarse. Cuando me levanto para cederle el asiento, viene una lista y por detrás va y se sienta, y le digo, perdona, que si me he levantado yo no es para que te sientes tu, sino para que se siente esta chica, y va y me dice, es que yo tambien estoy cansada, aqui todos vamos cansados........mira, yo que no soy de conflictos, le dije de todo, que era una sinverguenza, una maleducada, bueno de echo todo el mundo se le echó encima, pero vamos que ni se meneó del sitio, se puso los cascos y yo me baje en la siguiente por no verla, y la pobre mujer me decía muchas gracias!!! en fin que educación hay muy poquita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 😱😱😱 :-O alucina vecina! Esa señora rozó la cumbre de la sinvergonzoneríra!! Quitar un asiento cedido. En fin... Vamos a pensar que son los pocos porque si no... En qué mundo vivimos?
      Besos bombón.

      Eliminar

Anímate y deja tu comentario!