border-top: (nº >0)px double #f289c6; border-bottom: (nº >0)px double #f289c6; border-right: 0px double #f289c6; border-left: 0px double #f289c6; La Guinda de Limón : Podemos cambiar la historia, sus historias

martes, 5 de julio de 2016

Podemos cambiar la historia, sus historias

Cuando Madresfera, la comunidad de blogueras a la que pertenezco, pidió blogueras interesadas en grabar un vídeo para Save The Children, algo dentro de mí me decía que tenía que contestar que sí, pero no lo hice. La vergüenza me paró, pero no se me quitaba de la cabeza, tenía que ser algo bonito seguro, así que, como de si de un trampolín se tratara, me tire al vacío sin pensar y pulsé el click de "participar".

Llegó el día y no sabía a lo que iba, sólo que allí me maquillarían. Llegué súper nerviosa, no me gustaba hablar en público, desde pequeña lo he pasado mal, así que hablar a una cámara era para mí un reto, además quería hacerlo bien.

Un estudio de grabación sencillo, fondo blanco y un telepronter, tenía que leer, uffff! Venga Elena, vamos!



Comencé a leer la historia de Som, una mamá de Laos que relataba su parto. Bueno, no te lo voy a contar, déjanos que te lo contemos en el vídeo.



Es tan duro pensar que hay mujeres y niños que no tienen las mismas posibilidades que tú..., en ese instante dejé de pensar lo malo que había sido mi posparto, me sentí tan mal por haberlo pensado, con lo afortunada que había sido en realidad.

Me metí en la piel de Som y lloré, aún escribiendo estarás letras sigo haciéndolo, a pesar de los kilómetros la siento tan cerca... 
Historias reales que pasan cada día y que pueden tener finales felices sólo con tener cerca a una matrona.

Dona ahora y ayuda a que madres puedan tener ayuda en sus embarazos y en sus partos, dona para que ningún bebé muera.




Gracias a Madresfera y a Save the Children por darme la oportunidad de participar en este vídeo, abrirme los ojos y darme de bruces con mi realidad, lo afortunada, lo afortunados que somos por haber nacido en esta parte del mundo, y con la realidad de Som y la de muchas mujeres, que a pesar de los kilómetros y la distancia, sienten y viven experiencias iguales a las mías.

Podemos cambiar la historia, vamos a ello!


2 comentarios:

  1. Joder Elena, sin palabras, los pelos de punta...yo no hubiera podido terminar de leer el texto. Precioso video. Gracias por compartirlo. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin palabras verdad? Sólo sentimientos que afloran.
      Gracias a tí por estar siempre ahí.
      Un beso gigante.

      Eliminar

Anímate y deja tu comentario!