border-top: (nº >0)px double #f289c6; border-bottom: (nº >0)px double #f289c6; border-right: 0px double #f289c6; border-left: 0px double #f289c6; La Guinda de Limón : Demasiado bien estamos para la infancia que hemos tenido

martes, 6 de diciembre de 2016

Demasiado bien estamos para la infancia que hemos tenido

Pues sí amig@, tal como lees, demasiado bien estamos para la infancia que hemos tenido.
Y pensarás, pues tampoco es para tanto! No hemos vivido una guerra, ni una pos guerra, no hemos tenido que trabajar a los 12 años pero, que canciones nos cantaban?  Que cuentos nos contaban?

Hoy te voy a demostrar, lo dicho, demasiado bien.



Miliki, ese ancianito adorable nos cantaba esta canción :
Letra:
Lunes antes de almorzar,
una niña fue a jugar
pero no pudo jugar
porque tenía que lavar
Así lavaba, así, así,
Así lavaba, así, así,
Así lavaba, así, así,
Así lavaba que yo la vi.

Moraleja: la pobre nunca podía ir a jugar y por qué? Deberes interminables? extraescolares infinitas Sí señores y además, tareas domésticas que nunca se terminaban, afianzando el machismo desde pequeños #ahilodejo.


O la del patito! 
Los patitos en el agua
meneando sus colitas
se decían uno a otro
¡ay! que agua más fresquita
todos los patitos se fueron a nadar
y el más pequeñito se quedo detrás
su madre enfadada le quiso pegar
y el pobre patito se puso a llorar.

Su madre enfadada le quiso pegar... en serio??? 😱 Alucino. Nosotros la hemos cambiado por "Su madre preocupada le quiso ayudar".

A los bebés se le canta casi siempre la misma canción:

Cinco lobatos tiene la loba
Blancos y negros detrás de la escoba
Cinco tenía, cinco crió 
Y al más pequeñito se lo comió.

De verdad? La canción habla de que una madre se come a su hijo pequeño? Alucino, aunque sé que hay versiones más amables, menos caníbales.

Y si hablamos de cuentos, no nos quedamos atrás, algunos cuentos eran de terror, analicemos bien.

Caperucita roja:

Un lobo quiere comerse a la dulce niña de la caperuza colorada que va a ver a su abuelita y además de dulce, cegata porque no darse cuenta que era un lobo disfrazado, manda huevos, tiene castaña!

Hansel y Gretel:

Además del abandono de los padres, esos niños tienen que lidiar con la bruja de la casa de chocolate que los quiere esclavizar, una de señora de limpieza y cocinera gratis y el otro para mulo de carga. 
Francamente inspirador.

Pulgarcito:
De nuevo un niño abandonado por unos padres que no tienen que darle de comer. Pulgarcito y sus hermanos se pierden en el bosque y se adentran en la casa de un Ogro que los encerró para comérselos (piénsalo, es de terror!). Gracias a un descuido del Ogro, Pulgarcito logra escapar con las botas de siete leguas el ogro que hoy en día serían las zapas de Usaín Bolt.

Los tres cerditos:
Terror total que un lobo viniera a comerte y necesitaras hacerte una casa para que no pudiera llevar a cabo su plan. Momento inspirador el del esfuerzo en las construcciones de las casas, desde el más vago con pocos resultados, hasta el hermano más trabajador con su casa robusta. Al menos se le puede encontrar una moraleja bonita.

El que no es de terror pero sí tiene una moraleja a tener en cuenta es El Patito Feo.
El Patito Feo es repudiado por sus hermanos nada más nacer, solo y triste se va del estanque, pero al crecer, se convierte en un cisne precioso, volvió al estanque y fue el más admirado. Nunca se debe prejuzgar.

Alicia en el País de las Maravillas:
Como sabéis hace unas semanas estuvimos en la obra de treareo, que la verdad estuvo muy bien, pero analizando la historia, qué tipo de cigarrillo se fumó ese hombre para poder inventar un cuento así para niños? Galletas y bebida que hace grande o pequeño, conejo que obsesionado con no llegar tarde, un sombrerero loco que celebra cada día su No cumpleaños, una oruga que fuma y la Reina de Corazones que corta cabezas. Desde luego que imaginación tuvo a raudales.

Con las historias que no puedo son con las de las princesas, Blancanieves, Rapunzel, Cenicienta,La Sirenita, etc. Todas o casi todas huérfanas, con malvadas madrastras y con final feliz, todas encuentran el verdadero amor con su príncipe azul, todas a la primera! Madre, yo tuve que besar a muchas ranas para encontrar a mi príncipe azul.

Habíais caído en la cuenta de tales detalles? Conocéis otros cuentos por el estilo y que me haya dejado en el tintero?
¿Como se lo contáis a nuestros hijos?
¡Contadme!








2 comentarios:

  1. Jajaja pero es que nosotros no preguntábamos tanto.
    Ahora mis hijos diría "Y le pegó? pero por qué? Entonces le denunció. No?". Cómo que se lo comió? Pero es imposibleeee", voz de fondo: "¿Mami te vas a comer a Iván?" jajaja Cre que mejor no les canto ni cuento als cosas así ;) Que la liamos

    ResponderEliminar
  2. A la canción de los lobitos, efectivamente hay muchas versiones, en la nuestra la loba tetita les dio a los 5 lobitos...pero es verdad que hemos crecido con unos estereotipo y unas creencias un tanto rarunas, jajaja

    ResponderEliminar

Anímate y deja tu comentario!