border-top: (nº >0)px double #f289c6; border-bottom: (nº >0)px double #f289c6; border-right: 0px double #f289c6; border-left: 0px double #f289c6; La Guinda de Limón : Mujeres, madres y emprededoras, historias inspiradoras

miércoles, 8 de marzo de 2017

Mujeres, madres y emprededoras, historias inspiradoras

8 de Marzo, hoy es el día internacional de la mujer, menos mal que quitaron el matiz de "trabajadora". Hoy quiero felicitaros a las que trabajáis tanto fuera de casa como dentro, porque todas somos trabajadoras. Aunque este año quiero hacer el día especial para las mujeres, mamás y emprendedoras.
Si ya es difícil ser madre y trabajar fuera de casa, creo que es aún más difícil ser madre y empresaria.

Hoy 6 mujeres y sus 5 proyectos, nos cuentan su historia a través de nuestra entrevista.

Mónica de la Fuente Carrillo, periodista de profesión y madre de dos niños de 7 y 4 años. Es el alma de Madresfera, la plataforma de blogs sobre maternidad, paternidad y crianza más importante del país. 
Mónica (la de la chaqueta dorada) y su equipo,
de lo que más orgullosa está.

Cuéntame un poco, ¿cómo surgió la idea de crear Madresfera?
Surge un poco como las mejores cosas en la vida, por casualidad. Gracias a mi blog https://accidentalmente.com/ conocí un mundo inmenso de blogs de maternidad y a raíz de conocer iniciativas anglosajonas que no existían en España como tots100.co.uk y de quedarme sin trabajo, decidí montar Madresfera como punto de encuentro de blogs y marcas. Un poco como experimento y un poco de locura :D

¿Por qué decidiste emprender?
No fue tanto querer emprender como encontrar una forma de hacer algo que me gustase, útil, y que me permitiese criar a mis hijos de la forma que yo he querido, estando con ellos todo lo posible. Algo que no era posible con los horarios establecidos por cuenta ajena.,

¿De todos los negocios posibles, por qué elegiste uno de esa actividad?
Porque me encanta el blogging y además también pensamos muchísimo en las campañas y en las propuestas que nos hacen las marcas para que sean lo más positivas posibles. Es un proyecto súper creativo y muy personal donde intentamos mimar todos los mensajes y el contenido.

¿Cómo te organizas para conciliar?
Buena pregunta. Durante estos años he renunciado a mucho tiempo de ocio así como a mayor sueldo (a sueldo a secas jjj) trabajando por cuenta ajena por estar en casa y sacar adelante Madresfera a un ritmo paralelo a cómo iban creciendo mis hijos. Trabajo los fines de semanas, muchos de ellos. Pero estoy cuando tengo que estar. O al menos casi siempre :) Y estoy muy satisfecha de cómo han ido saliendo las cosas hasta ahora, aunque no hayan sido perfectas.
Por supuesto,mi santo es parte imprescindible en esto, y sin él sería imposible.

¿Qué fue lo más difícil?
Confiar en mi propio criterio y perdonarme cuando me he equivocado en mis decisiones.

¿Contaste con ayuda? De qué tipo?
Con la de mi santo, siempre, y de mi familia y amigos, especialmente empujándome a confiar en mí misma, a valorarme más y a hacer valer mi negocio y mi propuesta.

¿Qué es lo más satisfactorio?
El cariño de las personas con las que trabajo y a las que he conocido durante estos años. Es lo mejor sin duda de todo el trabajo que llevamos desarrollando estos años.

Y lo menos gratificante?
Cuando piensas que el trabajo diario no llega tan lejos como querrías, crees que debería, que al final es una cuestión de relativizar y valorar lo que se va consiguiendo.

Un balance, si volvieras a nacer, lo volverías a hacer?
Sin duda alguna.

¿Qué consejos darías a una mamá que pretende emprender?
Que tenga ahorros para no tener que buscar inversores a toda costa y que el negocio no muera por no tener fondos. Los primeros años no son precisamente los más abundantes en beneficios, si es que consigues sacar alguno. Y es lo normal aunque veamos en los medios de comunicación como jóvenes se hacen multimillonarios en su garaje. No es lo normal, en absoluto. Y tampoco debería ser la meta, porque llevará a la frustración en la mayoría de los casos o a malvender tu negocio, o a perderlo en manos de otros.
Ten claro tu objetivo desde el principio, confía en ti y no te gastes lo que no tengas.

Si quieres aportar algo más, adelante!
Que leáis blogs, muchos y los uséis especialmente para crear redes. Las comunidades son un soporte maravilloso para los negocios emergentes y pequeñitos.
¡Ánimo!


Almudena Alcalá Galán, titulada en un módulo de Grado Medio, y mamá de dos niños de 4 y 1 años. Está a puntito de abrir su propia tintorería y lavandería, TINT-NOVA, en Coslada (Madrid). Le hicimos la misma entrevista y ésto fue lo que nos contestó.
Almudena feliz a las puertas de su tintorería

¿Por qué decidiste emprender?
La verdad es que desde hace tiempo, cuando por causas ajenas el Pressto donde yo trabajaba de encargada cerró y pensé que algún día podía montar mi propia tintorería pero aquel no era el momento, me quedé sin trabajo justo antes de mi boda , luego trabajé en puestos diferentes como teleoperadora para la AEAT o Iberdrola, nació Hugo y a los seis meses me salió otro puesto de encargada de tintorería, esta vez en un hotel la Castellana (Madrid) y ahí estuve tres años hasta que mi jefe decide traspasarlo y los nuevos jefes lo quieren para trabajarlo ellos. Y pienso ahora que?? 
Donde puedo trabajar y conciliar..  Ahora sí que es el momento...
Decido emprender porque mayormente he trabajado en este sector, ahora me gusta y considero que lo hago muy bien jjjj, pienso en que en la zona donde vivo no se ha vuelto a abrir ninguna desde que cerró donde yo estaba, aunque sea horario de comercio estoy al lado de mi casa y puedo llevar a mis niños al cole y recogerlos y pasar más tiempo con ellos que si empiezo a buscar un trabajo no sé dónde y que horarios rotativos etc, domingos, festivos..

¿Qué fue lo más difícil?
Lo más difícil de empezar es tirar del hilo: por donde empiezo, que banco me presta dinero ya que tenemos hipoteca coche y demás, que local..

¿Contaste con ayuda? De qué tipo?
Si que conté con ayuda, de toda mi familia, madre, suegros, hermanos, cuñados, amigos, todos han puesto su granito de arena... Y sobre todo mi marido que aunque nuestras discusiones nos ha costado jjjj si no fuera por el no habría sido posible
También me ayudó bastante Nuria asesora de emprendedores de Coslada, me dio mucha información.

¿Qué es lo más satisfactorio?
Lo más satisfactorio es poder ejercer mi profesión como yo quiero con mis horarios y saber que mis hijos van a estar cerca.
Y lo menos gratificante, es que hay que invertir muchísimo para poder empezar, que al principio veré menos a mis niños pero aún así tengo mucha ilusión y sé que esto va a salir bien.

Un balance, si volvieras a nacer, lo volverías a hacer?
Claro que lo volvería hacer, es duro, y hay que pensar muchas cosas y muchos dolores de cabeza pero lo volvería a intentar..

¿Qué consejos darías a una mamá que pretende emprender?
Uffff consejos?? Todavía estoy para que me aconsejen a mí jjj
Pero les diría que sí tienen un sueño hay que luchar por ello, y que piensen en sus hijos aunque al principio les veamos menos, ellos en el futuro estarán orgullosos de sus mamás porque al fin y al cabo se hace todo por ellos y creo que pensarán que sus mamá fue muy valiente de intentar llevar su pequeño negocio.




Nuria Rodríguez, licenciada en Derecho y Administración y Dirección de Empresas, mamá de un bebote de 13 meses, lleva muy poquito arrancando sus proyectos it baby y miss mom, tienda de puericultura y decoración infantil y accesorios de lactancia de silicona alimentaria on line y tienda física en Jaráiz de la Vera (Cáceres).
Nuria y su gordote, el becario de miss mom :-D

¿Cómo surgió la idea de crear tu propia tienda de puericultura y decoración infantil?
Nació él sólo como quien dice y me fue arrastrando. Durante mi baja de maternidad leía mucho sobre productos infantiles, me gustaba descubrir productos y marcas que hasta entonces eran para mí desconocidas y en una de esas descubrí los collares de lactancia. 
Mi bebé no quería chupete pero sí necesitaba algo que le aliviara los dolores de dientes y le entretuviese y la idea me encandiló. Como mi madre es odotopediatra, con su ayuda empecé a estudiar sobre dentición infantil, a buscar buenos proveedores y buenos materiales, empecé a diseñar y a fabricar de manera segura y legal!!, porque detrás de todo este mundo de los chupeteros de silicona y los collares existe toda una normativa, unos controles de seguridad y unas certificaciones para que sean aptos para el uso en puericultura que la gente se suele saltar a la torera.
Así que empecé con esto, y según me iba metiendo en esto, me iba lanzando con otras marcas, otros productos, otro sector… y cuando ya se hizo inviable seguir trabajando desde casa abrí la tienda física, un poco con la idea de que cumpliera función de almacén, pero como digo, it baby me va arrastrando y cada mes son muchas las nuevas incorporaciones. De hecho, tras tan sólo tres meses desde que abrí, hoy es es una auténtica “baby Concept store” como las llaman, un espacio dedicado en exclusiva a los bebés de hasta los 36 meses aproximadamente, donde se pueden encontrar un montón de artículos de alimentación, lactancia, baby led weaning, decoración infantil, juguetes de filosofía montessori, y lo que es muy importante también, para cualquier bolsillo y presupuesto.

¿Por qué decidiste emprender? 
Decidí emprender porque mi profesión no me permite vivir como quiero. Cuando me quedé embarazada trabajaba en un despacho de abogados y mi trabajo me encantaba y me hacía feliz: me encantaba el trato con los clientes, los problemas y buscar soluciones. El problema es que es un mundo sometido a plazos en el que uno no siempre puede gestionar el tiempo como desea, y yo tenía muy claro que quería estar con mi hijo y hacerme cargo de su crianza de manera activa y a diario, así que una vez que las cosas se complicaron en el despacho, quise ver en ello una oportunidad para cambiar el rumbo a nivel profesional. 

De todos los negocios posibles, ¿por qué elegiste uno de esa actividad? 
Porque me vuelve loca. Me apasionan los productos infantiles, las marcas bonitas para ellos, esas pequeñas cosas especialmente pensadas para ellos.Me encanta localizar productos buenos y bonitos que les ayuden a crecer en esta primera etapa de su vida.
Creo que cuando llega un bebé a casa todo nuestro mundo se revoluciona, y me gusta pensar que con los productos de mi tienda contribuyo a que todos vivamos esta etapa de manera bonita, que crezcamos con ellos y volvamos a disfrutar de esa primera infancia.

¿Qué fue lo más difícil? 
Contarlo. Fue difícil contar que dejaba mi carrera para dedicarme a hacer collares, o “vender cosas” como dijo mi padre. Nadie entendía por qué no quería ejercer después de tantos años de estudios y de sacrificios y creo que lo más duro fue dar explicaciones, intentar hacer entender a mi gente que no me había vuelto loca, que iba a hacerlo funcionar y que lo hacía no porque no me gustara mi profesión, sino porque ella no me permitía vivir mi maternidad como yo quería, y que era a eso a lo que no quería renunciar.

¿Contaste con ayuda? De qué tipo?
Ayuda incondicional y a todos los niveles de mi marido. 
A nivel moral, siempre me ha alentado y me alienta. Cuando me vengo abajo, es él el que me levanta y me anima a continuar, el que me dice todas las cosas bien que ya he hecho. 
Pero también ayuda económica, porque este pequeño negocio empezó con el poco paro que tenía yo, que solicité de una vez para poder empezar y con los ahorros que tenemos de su trabajo. Si él no me hubiese apoyado a nivel económico, seguramente las cosas marcharían a otro ritmo. 

¿Qué es lo más satisfactorio? 
Las personas que vuelven o me escriben para decirme que les funcionó lo que se llevaron, o que encantó el regalo que hicieron, porque eso significa que estoy haciendo bien mi trabajo, que de verdad estoy trabajando con marcas bonitas, marcas útiles para los bebés y marcas que funcionan en casa, que es lo que busco.

¿Y lo menos gratificante? 
La competencia desleal. Y es que hay mucha gente, sobre todo a través de las redes sociales, que se lanza a fabricar los productos que fabrico bajo miss mom (chupeteros de silicona, collares..) a un precio irrisorio, sin tributar, con materiales de dudosa calidad y sin cumplir la normativa. Basta ver estos productos para saber que no pasarían un control, pero aun así la gente sigue eligiendo por precio. 
Además, esta misma gente suele vender también “cosas” que compran en aliexpress, imitaciones de productos oficiales que revenden a un precio superior pero por debajo del precio de los productos oficiales, algo que no sólo perjudica al mercado y a las marcas, que nos dejamos auténticas fortunas en certificar nuestro productos, sino que pone en peligro la salud de los bebés, porque son productos que ni siquiera sabemos de qué material están hechos ni qué puede pasar sin funcionan mal. 
Esto es lo que menos me gusta, me duele que mi tienda y mi marca de fabricación propia no funcione todo lo bien que debería porque existan estas “tiendas” y me da miedo que haya gente que siga comprando imitaciones, sobre todo en productos que van a utilizar con un bebé. Eso me preocupa.

Un balance, si volvieras a nacer, ¿lo volverías a hacer?
Aunque haya días que desee que me toque el euromillón para quedarme en casa, sí, lo volvería a hacer. Mi tienda me mantiene en contacto con el mundo de los bebés, un mundo que es especialmente bonito, benévolo, es un sector amable. Además, siempre pienso que mi tienda en cierto modo me ha “salvado”, porque cuando nació mi bebé me vi metida en casa sola con él, en una ciudad nueva en la que no conocía a nadie, muy diferente de Madrid, donde he crecido, estudiado y trabajado. It baby me ha sacado de casa y me ha permitido conocer gente, construir una vida nueva que a día de hoy me hace muy feliz.

¿Qué consejos darías a una mamá que pretende emprender?
Que, pese a todas las dificultades, esté convencida de que lo va a hacer funcionar.
Hay días muy difíciles, días en que se tiene mucho miedo, muchas dudas, días en que te arrepientes del camino que ya has recorrido, del dinero que has gastado y deseas echar todo atrás. 
Esos días existen y hay que convivir con ellos, pero no puedes dejar que te ganen y que acaben con tu proyecto, esos días también son buenos porque te fijan los pies en la tierra, hacen que no asumas riesgos grandes e innecesarios, son esos días los que te hacen ir pasito a pasito, pisando despacio pero firme y seguro.
Sobre todo hay que tener en la cabeza por qué lo haces y que de una manera u otra lo vas a hacer funcionar.



Arantxa Muñiz Mones, Diplomada en Magisterio. Especialidad Educación Infantil, mamá de un niño de 4 años y propietaria de Tiaré. Fiesta, novia y complementos, en Coslada (Madrid).
Arantxa vestida de Tiaré

¿Cómo surgió la idea de montar tu propia tienda de moda? 
La historia viene de lejos y las ganas de una tienda como esta, aún más. Desde que me casé tenía la ilusión de abrir una tienda de novias. 
Yo fui una de tantas novias indecisas que tuvo la necesidad de probarse 21 vestidos para dar con el mío. Y en muchos sitios a los que iba (no en todos, hay que ser francos) se notaba el deseo de la dependienta, no sólo de vender, sino de que encontrase mi vestido, de entenderme y respetar mis ideas. 
Aparte de trabajar en una escuela infantil, trabajé después de dependienta en una tienda de ropa y el trato al público me gusta. Y juntando las dos cosas…surgió la idea!!! 

¿Por qué decidiste emprender? 
Después de trabajar durante 4 años en una escuela infantil, tuve un despido un tanto traumático unido a un aborto de 5 meses. Cuando ya estaba algo recuperada, tanto física, como anímicamente, empecé a trabajar en una tienda de ropa que, lamentablemente, cerraron a los 3 años y medio de yo empezar. 
Me ví en el paro, con un enano de 2 años y hablando mucho, mucho, muchísimo, decimos ‘lanzarnos a la piscina’, con la ayuda de mis padres, por supuesto, porque sin ellos esto no habría sido posible. 

¿De todos los negocios posibles, por qué elegiste uno de esta actividad? 
Bueno, esta pregunta quizás esté contestada en la respuesta a la pregunta número 1. 
Sabía que, si abría algo, sería algo relacionado con la moda. Realmente ya no me apetece trabajar con niños, y es algo que me encanta. Después de intentar, ya hace 8 años, quedarme con la Escuela donde trabajaba sin éxito, se me quitaron todas las ganas de poder trabajar en algo relacionado con los peques. 

¿Qué fue lo más difícil? 
Yo esta pregunta la formularía en presente: ¿Qué es lo más difícil?. Para mi, todas las trabas que te ponen para poder emprender y no dar ningún tipo de facilidad. 
Después de encontrar el local adecuado (miramos y remiramos mucho), vino el momento de la obra y de todos los papeleos. Subir al Ayuntamiento día sí y día también porque siempre falta algo, y cuando crees que lo tienes todo en regla y a punto de inaugurar, resulta que te falta una rejilla de ventilación en el cuarto de la limpieza. 
Empiezas a funcionar con muchas pérdidas lógicas de los primeros años y llega Hacienda y otro palo más. Y así año tras año. Cualquier autónomo que me lea supongo que me entenderá. Hablan de ayudas a emprendedores y son armas de doble filo. Nos concedieron una al poco tiempo de abrir (no sin antes hacer 4 viajes a Madrid a llevar papeles, ya que siempre faltaba alguno) y cuando llegó la hora de hacer la declaración de la Renta … imaginaos la cara que se nos quedó después de llevar apenas 9 meses abiertos, con un porrón de pérdidas lógicas, y hacienda nos reclama un dineral!!!!! Claro, la ayuda, el pago único del INEM que solicité para poder abrir y una estimación que el Ministerio hace de que si yo tengo un local de tantos metros cuadrados pues facturo tanto. Y todo una estimación!!!! Ese momento yo lo recuerdo como duro. Y al año siguiente otra vez a pagar. 

¿Contaste con ayuda?¿De qué tipo? 
Sin la ayuda económica y sobre todo, moral, de mis padres, este proyecto no habría sido posible. 

¿Qué es lo más satisfactorio? 
Ver que podemos aguantar abiertos y escuchar a los clientes y poder leer en redes sociales el buen trabajo que hacemos. 

¿Y lo menos gratificante? 
Pues como buen autónomo, el no poder llevar un sueldo a casa digno cuando un mes no se da bien. Además de la cantidad de horas que me paso en la tienda y no veo a mi gordo. Aunque, como tengo a las abuelas cerca, si una tarde no hay mucho jaleo pido que me lo bajen a la tienda para poder jugar con él. 

Si volvieras a nacer ¿lo volverías a hacer? 
Creo que es pronto para responder a esa pregunta, pues apenas estamos despegando. Hoy por hoy sí. 
Tengo un lema en la vida: “Quien no arriesga no gana” y si no me llego a “lanzar a la piscina” no habría podido comprobar cómo funciona este negocio en Coslada. 
Espero no haberme lanzado sin agua!!!! 

¿Qué consejos darías a una mamá que pretende emprender? 
‘Si estás convencida de que puede salir bien, adelante!’ 
Pero tiene que tener claro que, siendo autónomo y con horario de comercio, la conciliación es complicada. Aún así podemos con todo. 



Ximena Carzoilo, Pediatra y mamá de dos niñas y Raquel Herráiz, Enfermera de pediatría y mamá de un bebé de 6 meses. Ambas cofundadoras de MySalus, empresa cuyo objetivo es apoyar a las premamás y recientes mamas para que disfruten de tu maternidad, apoyándoles en todo lo necesario desde el punto de vista de la salud del bebé y la mamá.
Ximena y Raquel

Cuéntanos Ximena, ¿quién eres y qué hacías profesionalmente antes de decidir emprender? 
Soy médica, especialista en medicina de familia, puericultura y genética clínica. Llevo muchos años de trabajo asistencial como médico en consulta y hospitales de alta complejidad, además de haber colaborado activamente en diferentes programas de ONGs y trabajos de asesoramiento paralelos. 

¿Cómo descubres tu vocación por la puericultura y la maternidad? 
Mi verdadera vocación como médico era la ginecología y la obstetricia. Siempre sentí gran empatía con la mujer y sus necesidades. A lo largo de la carrera fui descubriendo también mi pasión por los niños. Al final, maternidad y niñez están muy ligados. También tenía claro que me gusta el trato cercano con el paciente, el día a día, el seguimiento…y fue por eso que decidí ser médico de familia. Fui moldeando mi perfil profesional hacia la pediatría y llevo muchos años trabajando como tal. 

¿Cómo surgió la idea que te impulsó a montar tu propia empresa? 
Quizás el punto clave fue mi propia experiencia con la maternidad. Como médico, siempre abordas los temas desde lo objetivo, basándote en la evidencia científica y recomendaciones oficiales. 
Mi maternidad me enfrentó a otra realidad como madre y como mujer. Me encontré con dudas, miedos, situaciones que nunca pensé que me pasarían y escasos recursos de ayuda práctica. Sentí lo que sentían mis pacientes… y lo agradezco enormemente porque gracias a eso hoy soy mejor médico

¿Cómo fue el proceso de creación? 
Largo pero excitante. Tienes algo en mente, pero no sabes muy bien cómo plasmar esa idea en algo tangible. Me gusta la excelencia, soy trabajadora y perseverante. Me di cuenta que para hacer algo sólido tenía que aprender de marketing, finanzas, planificación estratégica, recursos humanos y muchas otras herramientas imprescindibles de gestión. Así que realicé un Master en Gestión Sanitaria. Fue la mejor decisión que pude haber tomado, a pesar del esfuerzo, capitalicé muchísimo todo ese conocimiento y fue clave para crear MySalus. 

¿Cuáles dirías que son los elementos clave para emprender? 
Conocer el medio en que vas a desarrollar tu emprendimiento, tener un plan de empresa, saber gestionar tus miedos y frustraciones, ser perseverante, realista y entusiasta. Y luego, para que las cosas funcionen: un buen equipo es fundamental. 

¿Cómo encuentras el equilibrio entre la vida personal y profesional? 
Desde mi punto de vista no hay una “vida personal” y otra “profesional”. Soy una mujer profesional que lleva adelante su día a día con su trabajo y su familia. Por ejemplo: si un fin de semana me toca una guardia o ver a un cliente, soy yo haciendo una actividad profesional, que a su vez disfruto. De igual modo, si mi hija hace una representación en el colegio lo programo como una actividad familiar y no me impide seguir luego con el resto de actividades profesionales del día. Para conseguir este equilibrio hay dos cosas fundamentales: que te guste tu trabajo y contar con apoyo y ayuda en casa. 

¿Qué te ayuda a seguir avanzando? 
La ilusión para que MySalus siga creciendo, el apoyo incondicional de mi marido, mis hijas y mi equipo. Estoy rodeada de gente que vale oro. Eso es fundamental para avanzar ¡en todos los aspectos de la vida! 

Raquel, enfermera y la otra mitad de Mysalus nos da su opinión

¿Cómo surgió la idea de tu crear MySalus?
La idea de emprender en MySalus surgió "de rebote", Ximena y yo trabajábamos en el mismo centro de salud cuando ella estaba acabando su proyecto fin de máster que era un boceto de lo que ahora es MySalus. Desde el principio me hizo partícipe de su proyecto y me pareció una idea estupenda, llevar ayuda profesional a domicilio a una mamá reciente para ayudarla en su recuperación y con las dudas del bebé. Poco a poco me dejé llevar hasta llegar a ser una socia más junto a Ximena en este proyecto tan bonito.

¿Por qué decidiste emprender?
Creo que la actitud emprendedora es algo con lo que se "nace" , yo por ejemplo, desde pequeña vendía limonada los veranos en el pueblo y en épocas dónde el trabajo como enfermera escaseaba hacía mi propia artesanía en cuero que luego vendía entre familiares y amigos. Ahora con MySalus es otro nivel, es un proyecto de futuro, una "carrera de fondo" como lo denomino yo. En los inicios comienzas un poco a ciegas, llena de ilusión y con un montón de ideas y mucha fuerza y horas de trabajo, pero ese ritmo no lo puedes mantener mucho tiempo compaginando con otro trabajo para poder vivir y un bebé pequeño...por eso ahora lo veo como una oportunidad de poder organizar mi tiempo según mis necesidades, se trabaja muchísimo más y estas pendiente 24horas los 365 días del año pero por otro lado es más fácil para compaginar la crianza de un bebé sin ayuda familiar cerca. Yo creo que este es el motivo principal por lo que sigo al pie del cañón y apostando por este proyecto.
De todos los negocios posibles, por qué elegiste uno de esa actividad?
Por que la necesidad ESTABA AHÍ, es decir, nosotras no generamos la necesidad de ayuda cuando vuelves a casa tras el parto. Cómo enfermera de pediatría podía comprobar como las mamás llegaban a la consulta agotadas, llenas de dudas, muy agobiadas y en muchos casos sobrepasadas por la falta de tiempo, experiencia, conocimientos ante el cuidado de un recién nacido.
¿Qué fue lo más difícil?
TODO ES DIFÍCIL, jajajajaja para dos personas que venimos del ámbito sanitario y no del empresarial todo es nuevo y sin duda darle forma ha sido lo más complicado. Al fin y al cabo no podemos cubrir nosotras solas toda la demanda que tenemos de mamás y al prestar servicios en campos tan diferentes nuestras fuerzas las empleamos en la gestión del personal y al ser un trabajo nuevo dentro de la puericultura a domicilio hemos tenido que ir aprendiendo sobre la marcha.
También es muy difícil decidir hasta dónde o hasta cuando seguir para delante, en nuestra experiencia, que ya vamos a hacer 3 años desde el comienzo, creo que existe un punto de inflexión como al año y medio para valorar si un proyecto puede seguir adelante o no. Ya no tanto económicamente si no personal y animicamente. Tienes que tener pasión por lo que haces y creer en los motivos por los que comenzaste para no bajar la guardia ni un solo día y poder afrontar las dificultades sin tirar la toalla.

¿Contaste con ayuda? De qué tipo?
Cuando comienzas a emprender TODO ayuda, desde las palabras de tu padre, el apoyo de tu pareja y amigos, cursos de marketing, publicidad, gestión de personal, cursos de cómo emprender, de liderazgo... pero sin duda mi mayor apoyo ha sido Ximena, desde el principio hemos sabido apoyarnos muy bien la una a la otra y eso es fundamental para comenzar cualquier proyecto.
¿Qué es lo más satisfactorio?
Sin ninguna duda la satisfacción de las familias, los mensajes de agradecimiento, las mamás que nos llaman recomendadas de lo bien que les han hablado de nosotras. Es nuestra mayor recompensa.
Y lo menos gratificante?
La gran dedicación que supone, ya he mencionado anteriormente que al principio la ilusión supera con creces el esfuerzo, pero conforme va pasando el tiempo y la demanda va en aumento cuesta mucho "desconectar" un segundo sin estar pendiente. Cuando trabajas por cuenta ajena aunque adores tu trabajo cuando terminas es más fácil dedicar tu tiempo y pensamientos a otras cosas, pero cuando emprendes siempre hay algo que decidir, que pensar, que mejorar, que cambiar.... tal y como me dijo una amiga una vez " crear una empresa es como tener un hijo" y esa es la realidad.


Un balance, si volvieras a nacer, lo volverías a hacer?
Por supuesto!! en mi caso no hay duda, ¡ me gustan los fregáos ! jajajaja y necesito estar ocupada, crear, organizar... es algo que me encanta y siempre tengo que estar con algún proyecto entre manos.

¿Qué consejos darías a una mamá que pretende emprender?
Sin duda, QUE LO INTENTE!!, que crea en si misma, que sea honesta valorando sus capacidades y sus limitaciones, que también son muy importantes. La constancia, tenacidad y capacidad de adaptación yo creo que son claves para cualquier proyecto.



Como habéis podido leer ser mamá y emprendedora no es fácil, lo mejor es que estás invirtiendo tu tiempo en algo tuyo y que te gusta. La conciliación sigue siendo difícil, siempre hay que hacer encaje de bolillos, nos volvemos a dar cuenta de la importancia de la familia tanto en estas situaciones como a la hora del apoyo moral y económico cuando empiezas el proyecto.

Historias de esfuerzo, sacrificio y trabajo duro, pero con grandes satisfacciones, historias inspiradoras para otras mamás que pretendan emprender o estén empezando a iniciar los trámites para ello o incluso para las están acomodadas en su trabajo, pero soñando con un proyecto que podrían hacer.

Bravo por arriesgar, por seguir y luchar por vuestros sueños, de momento, cumplidos, sois mis heroínas, sin duda, y ejemplos a seguir.
Gracias de corazón por formar parte de mi felicitación particular en este día 8 de marzo.

¡Felicidades a todas las mujeres!

A todas las mujeres decirles, que no es porque sea el mío, pero creo que somos unas suertudas de tener este sexo y tener la posibilidad de ser madres.

Y a los hombres recordarles, que nos cuiden, siempre habrá una mujer en su vida, porque precisamente fue una mujer la que le dio la vida.






1 comentario:

  1. me ha encantado elena!! por la oportunidad que me has dado, por acordarte de mi y de nuestro trabajo!!! cada dia estoy mas convenida que al convertirnos en mamas descubrimos una nueva versión de nosotras mismas que nos hace mas valientes, y prueba de ello este post! un beso amiga!

    ResponderEliminar

Anímate y deja tu comentario!