border-top: (nº >0)px double #f289c6; border-bottom: (nº >0)px double #f289c6; border-right: 0px double #f289c6; border-left: 0px double #f289c6; La Guinda de Limón : Mis 5 pecados capitales

martes, 9 de mayo de 2017

Mis 5 pecados capitales

Abrí el blog hace 3 años y medio con el único propósito de ayudar a las mamás que como yo se sentían perdidas en su maternidad. Hablar sobre mis experiencias, sobre productos que veía o usaba, planes chulos que hacía con mi familia, restaurantes donde comía y que podía categorizar como kids friendly, etc., esa era la temática y el objetivo de mi blog. Aún lo sigue siendo, pero algo ha cambiado.


Es verdad que cuando abres un blog no piensas en las visitas, sólo te gustaría que alguien más que tu familia te lea, hasta que un día descubres las webs que analizan el tráfico de tu blog y entonces estás perdida. Sin darte cuenta quieres subir más y más en las estadísticas, en el ranking de Madresfera, subir las visitas, impresiones, comentarios, retweets, alcance, seguidores, quieres más y más y te invade la AVARICIA.

Y, ¿por qué? Porque escribir un blog tiene mucho trabajo, muchas horas de pensar los contenidos, de buscar información acerca de ellos, asistir a eventos, tomar fotografías editarla, escribir y que luego guste, todo ... por amor al arte, en este caso amor a tu blog. No te importa invertir tiempo y a veces dinero en ello porque en realidad te gusta, pero en el fondo, como a todos, quieres sentirte recompensado de alguna manera, a todo el.mundo le gusta que nos den una palmadita en la espalda, no es así? Si tienes un blog, a esa palmadita se le llama visitas. 

Un día de repente una marca llama a tu puerta y te dice lo que le gustas y tú, en este caso yo, muero de ORGULLO, no entiendes como un blog tan chiquitito haya sido bendecido de esa manera por fulanito, una marca importante en el mundo infantil. 

Pero otro día, resulta que ves en una red social esa marca a la que adoras, a la que le has dedicado horas de trabajo en posts, de fotos, hace colaboraciones con otros blogs, hace acciones con otros, les regala productos chulis incluso carros!, pone a disposición productos para sorteos y a tí, a tí nunca te mira, sí te regala el oído cuando te ve o te manda un mail con una nota de prensa para que la publiques, pero a la hora de la verdad, tú, ese blog pequeñito, no está entre sus favoritos. Entonces de la ENVIDIA de ver a las demás bloggers se apodera de tí e incluso pasas a la IRA, y te preguntas: "Y por qué a mi no? Qué es lo que me falta? Un diseño más bonito? Hablar de moda? Ser ideal? Ser simpática? No te martirices Elena, sólo te faltan visitas y seguidores. 

Has trabajado duro, durante tres años y medio y entras en barrena, aparece la PEREZA en tu vida bloguera y tú no entiendes el por qué de esa desidia, aunque en el fondo sí lo sabes. Después de 3 años y medio mi blog pequeñito ha crecido muy poco y tiene pocas perspectivas de crecer más, de ser un blog top, con la visibilidad que me gustaría que tuviera, me siento decepcionada por algunas marcas, algunas personas de esta comunidad que me hicieron pensar qué eran de otra manera y de repente, después de analizar todo en mi cabeza, la luz. 

Hace 3 años y medio abrí mi blog con un propósito, ayudar a otras mamás a través de mi experiencia como mamá y ese es el rumbo que debo seguir, más allá de las visitas, ranking, seguidores, marcas... Gracias a mi amiga Sonia porque sin ella saberlo me hizo poner los pies sobre la tierra, La Guinda de Limón es un espacio de consulta, de desahogo, de aprendizaje y sobre todo de ayuda. 

Doy GRACIAS INFINITAS a las marcas que confían en mí y cuentan conmigo (algunas de ellas como Madresfera, Nestlé, Infobebé, Babymoov,Carrefour,...)  y en este blog pequeñito, pero que irradia cariño porque con mucho cariño lo hago y a las marcas que no confían en mí, sólo decirles que no saben lo que se pierden. 

Me he dado cuenta, que las visitas a mi blog son de una comunidad que es la pera LIMONERA, a los que les gusto, les gusta lo que escribo, mis contenidos, ellos son seguidores que vienen a mi casa porque les gusto, no son seguidores comprados o bots como se les llama ahora. Y eso es lo que quiero. 

Quiero pedir perdón, me he confesado y ahora necesito redención para espiar mis culpas y volver a ser libre, fuera pecados, bienvenida nueva yo, esa yo que va a volver a disfrutar de hacer lo que realmente me gusta hacer, La Guinda de Limón, sin esperar nada a cambio, sólo la satisfacción de hacer algo que te gusta.

Muchas gracias por estar ahí, sois mi motor.

Mil besos.

8 comentarios:

  1. Tu sigue Elena, hacer un blog no es escribir de vez en cuando lo que se te ocurre, lleva mucho tiempo y trabajo detrás.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
  2. Elena, escribe lo que te dé la gana, cuando te dé la gana y sobre lo que te dé la gana. Tu blog es tu niño, no importan las visitas. Y si un día te cansas y quieres hacer otra cosa tampoco pasa absolutamente nada, la vida son ciclos y de todos aprendemos. Lo importante es avanzar.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi me parece muy interesante , lo sigo y me sirve de "guia" No cambies Elena

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me parece muy interesante , lo sigo y me sirve de "guia" No cambies Elena

    ResponderEliminar
  5. Hola Elena, tienes mucho mérito sacar tiempo xa hacer este blog teniendo dos peques, eso es un esfuerzo digno de admirar. Me parece muy interesante los temas q sacas y lo bien q lo expones.
    Sigue así tú lo vales. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Para mi es un gran placer leer blogs en los que aún se encuentra contenido "fresco", que no hay publicidad en cada post, por ejemplo. Y saber hacer publi manteniendo la esencia del blog y los principios personales es un arte que poca gente domina. :)

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo perfectamente!!!

    Esas marcas se lo pierden porque este blog mola mogollón!!

    Un besazo!!

    ResponderEliminar

Anímate y deja tu comentario!